10 cosas que no sabías de África

Publicado el 2 de enero de 2019

Se dice que África es la cuna de la humanidad, pero más allá de afirmaciones antropológicas, África fue el lugar donde se desarrollaron algunas de las civilizaciones más importantes de la antigüedad.

Este extenso continente, el segundo más poblado de la Tierra, es inmensamente rico en diversidad, cultura y recursos naturales. Razón por la cual sus tierras fueron repartidas cual juego de ajedrez, un lamentable ejemplo del imperialismo que dominó el continente en los últimos tres siglos.

Actualmente, es un continente joven que ha conseguido su independencia, pero que sigue afrontando grandes retos en su desarrollo. África ofrece paisajes exóticos, ciudades milenarias, naturaleza sin límites y playas paradisíacas para visitar en cualquier época del año. No en vano su nombre proviene del griego “a-phrike”, que significa, sin frío.

Si te has decidido a descubrir este vasto continente, nada mejor que comenzar a derribar tantos mitos que se han construido en torno a su nombre. Estas son 10 cosas que seguramente no sabías de África.

Marruecos es el primer destino turístico de África

Casi 63 millones de turistas visitaron África en 2017 y Marruecos es el primer receptor de viajeros en el continente. Casi 10 millones de personas escogieron el país magrebí como destino turístico por razones como sus excelentes destinos de playa, tanto en el Mediterráneo como en el Atlántico.

Ciudades como Marrakech, Fez, Rabat o Casablanca, ofrecen al turista todo un espectro cultural y de ocio, ya sea en sus fascinantes zocos, sus paseos marítimos o impresionantes mezquitas.

África tiene 89 bienes Patrimonios de la Unesco

La lista de bienes que son Patrimonio de la Humanidad en África asciende a 89. Un total de 48 bienes culturales, 37 naturales y 4 mixtos componen la lista de Patrimonio Mundial del continente. En primer lugar, Sudáfrica es el primer país, con 10 bienes, donde destaca el sitio de homínidos fósiles de Sudáfrica y el Paisaje cultural de Mapungubwe.

Le siguen Etiopía y Marruecos, ambos países con 9 bienes cada uno. De Etiopía, impresionan las Iglesias talladas en la roca de Lalibela, así como el Parque nacional de Simen. Marruecos por su parte, ostenta la Medina de Fez, considerada la ciudad medieval árabe mejor conservada del mundo, así como la ciudad histórica de Rabat o el yacimiento arqueológico de Volúbilis.

Tiene más de 350 parques nacionales

África alberga más de 350 parques nacionales, lo que te puede dar una idea de la inmensidad natural del continente. Kenia y Sudáfrica son los países con mayor cantidad de parques nacionales. Kenia, que ostenta 25 parques, tiene maravillas como el Maasai Mara, el parque Nacional Amboseli o el Parque Nacional de Nairobi.

Sudáfrica, que cuenta con 22, tiene joyas como el Parque Nacional Kruger, el Tsitsikamma National Park o el Mountain Zebra National Park.

El Kilimanjaro es su punto más alto

Situado al norte de Tanzania se encuentra la cumbre más alta de África: el Kilimanjaro. Montaña mítica como pocas, está compuesto por tres volcanes inactivos. El Shira se eleva hasta los 3962 m, le sigue el Mawenzi con 5149 m y finalmente el Kibo, que corona la cima del continente con 5891 metros.

Sudáfrica, el país con más lenguas oficiales

La diversidad lingüística de África es abrumadora. De hecho, entre lenguas y dialectos, el número supera los 2.000. Muchos de ellos como el swahili, el árabe o el yoruba, cuentan con millones de hablantes, mientras que hay lenguas que apenas son habladas por un centenar de personas.

Sudáfrica es el país con mayor número de lenguas oficiales con 11, todas ellas en igualdad de condiciones. Estos son: el Afrikáans, el inglés, el ndebele del sur, el sesoto sa leboa, el sesoto, el suazi, el tsonga, el setsuana, el venda, el xosa y el zulú.

Su rincón más inhóspito está en Etiopía

No sólo es uno de los puntos geográficos más bajos del continente, también es el más inhóspito. Se trata del Desierto de Danakil, un territorio ubicado en el Cuerno de África, donde existe una grieta en la corteza terrestre a una depresión de 155 metros bajo el nivel del mar.

Allí se da lugar una de las actividades volcánicas más activas del planeta, con brotes de sal, azufre y sulfuros y temperaturas que alcanzan los 60º C. Se le denomina como “El Infierno en la Tierra”

El legado del Antiguo Egipto llega hasta nuestros días

Egipto no sólo fue cuna de una de las civilizaciones más avanzadas y enigmáticas de la antigüedad. También fue el sitio donde se inventaron muchos de los utensilios que son tan comunes en tiempos actuales. ¿Sabías que los egipcios fueron los primeros en usar maquillaje? Otros artículos como las llaves, las tijeras, las pelucas y los cepillos de dientes, ya se utilizaban en el Antiguo Egipto.

El regateo es una práctica común en muchos países africanos

El regateo es una costumbre muy arraigada de los países del norte de África, aunque la práctica también se extiende a países del África subsahariana como Kenia, Tanzania o Uganda. El regateo puede ser un placer o un verdadero quebradero de cabeza para el turista, pero en muchas ocasiones, algo inevitable a la hora de comprar.

El consejo es disfrutar y aprender a negociar con la práctica para obtener un mejor precio pero sin duda, el principal objetivo es pasárselo bien.

El punto más oriental de África está en Mauricio

Mauricio, una espectacular isla llena de playas paradisíacas y naturaleza exuberante, es uno de los mayores destinos turísticos de África. Lo curioso es que este estado insular, situado al oeste de Madagascar, se encuentra a 1.860 kilómetros de las costas de Mozambique, el punto más cercano al África continental. Aún así, merece la pena acercarse a este remoto paraíso.

El desierto más antiguo del mundo está en Namibia

Nos referimos al Desierto de Namib, cuya formación data de hace unos 65 millones de años. Para que te ubiques un poco, más o menos la misma época en la que se extinguieron los dinosaurios. El Desierto Namib, cuyo nombre significa “enorme”, es también uno de los más hermosos de África. Con más de 2.000 Km de largo, y un tamaño similar al de Suiza, se trata del único desierto costero del mundo.

Sus impresionantes dunas, que se extienden hasta el mar, son también las más altas del mundo. El fuerte oleaje y los vientos en ciertas zonas de la costa, así como bancos de niebla, convirtieron a Namibia en la ahora famosa “Costa de los Esqueletos”, debido a los innumerables naufragios que han tenido lugar en sus costas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *