Asturias en verano: guía básica

Publicado el 31 de julio de 2018

Asturias es una tierra bien conocida, dentro y fuera de nuestro país, por su hospitalidad, belleza y encanto. A poca gente hoy por hoy se le escapa la magia de los paisajes asturianos y puedo apostar a que el cachopo ha sido uno de los mayores descubrimientos gastronómicos para muchos en los últimos años.
Este particular paraíso no es precisamente desconocido, ya que es el destino estrella elegido por aquellos que quieren escapar del sofocante calor en verano pero, ¿sabes realmente sacarle el partido que merece?
Si Asturias está entre tus planes para la época estival, ¡esto te interesa!

FIESTAS DE PRAO
Sin duda, uno de los hitos del verano asturiano son estas fiestas. Sidra, música, amigos… ¿quién podría resistirse a semejante planazo? Cada fiesta suele tener sus propias tradiciones (romerías, cabezudos,conciertos, vestimenta…) pero todas tienen ciertos factores en común. En primer lugar, si hay una recomendación clave es la comodidad. Tengamos en cuenta que estas fiestas duran muchas horas y que el terreno, entre la sidra y la posible lluvia, no siempre es todo lo estable que nos gustaría. Así que elige zapatos y ropa cómodos, con los que te puedas sentar en el suelo, moverte y ¡que no te importe si se manchan! También es recomendable preparar comida y bebida para pasar el día. En todas las fiestas suele haber puestos de comida y, al menos, un bar, pero es posible que te acabe dando pereza hacer el camino hasta allí.
En cuanto al “equipamiento” extra, hay ciertos imprescindibles para una fiesta de prao. Últimamente proliferan los cenadores para cubrirse de las inclemencias del tiempo pero, no es ni mucho menos necesario. Basta con que tengas previsto algo para sentarte, ya sea una silla, toalla o plástico para el suelo. Por otra parte, plantéate llevar una nevera o un cubo en el que enfriar la bebida y, por supuesto, no te olvides del abridor si vas a llevar sidra. Además, es conveniente echar un ojo al tiempo antes (aunque tampoco te fíes demasiado) y tener previsto el calzado adecuado o incluso llevar un chubasquero si parece que va a llover.
¡Y todo listo! Ya puedes unirte a la fiesta y disfrutar como nunca.

¿QUÉ COMER?
En Asturias es muy difícil comer mal. La gastronomía asturiana es célebre por su riqueza y tradición. Es verdad que, como comentábamos, el cachopo se ha convertido en una de las estrellas del rock en los últimos años, sin embargo, no es el único plato que merece la pena probar. La cocina de esta tierra se caracteriza por unos productos de altísima calidad, preparados con mimo. Déjate cautivar por los pescados y mariscos de la zona o disfruta de un buen guiso, aprovechando esos días en los que el sol no calienta demasiado. Pero, sobre todo, ¡no te olvides del postre! Como amante de los dulces no puedo dejar de recomendar que dejes espacio para degustar cualquiera de las opciones que te puedan ofrecer: desde las clásicas casadielles a los frixuelos pasando por el arroz con leche. Estoy segura de que querrás repetir.

PERDERSE
Llevar un viaje perfectamente planificado está bien, sin embargo, Asturias guarda secretos inolvidables para aquellos que deciden dejarse llevar. Y es que no se ha ganado la fama de paraíso por nada. Si quieres descubrir esta tierra al 100%, lo mejor es que te abras a descubrir distintos pueblos y rincones escondidos y que conozcas a su gente. ¡Fíate siempre de sus recomendaciones!

¿Y SI LLUEVE?
Pues como si no lloviera. Es uno de los mayores “temores” de los visitantes pero, de verdad, es infundado. En Asturias la lluvia no es impedimento para nada. No verás que la fiesta pare e incluso puede que veas que la gente se queda en la playa (si solo es una nube, pasará). Ten previsto llevar chaquetas, pantalones largos y paraguas cuando hagas la maleta y, ¡listo!

¿Preparados para un verano en el paraíso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *