Publicado el 14 de agosto de 2020

¿Cómo hacer buenas fotos de viajes? Es la pregunta que cualquiera puede hacerse cuando va a emprender el gran viaje de su vida y quiere recordarlo más allá de la retina. Y con el Día Mundial de la Fotografía en mente, esta pregunta se convierte en el leitmotiv perfecto para los viajeros con Gen B.

Cómo hacer buenas fotografías de viajesCómo hacer buenas fotos de viajes: la cámara no hace al ojo

«¡Qué fotazas! Claro, con esa cámara…». Sí. Esta es una de esas frases que un fotógrafo profesional escucha en no pocas ocasiones. Y es verdad que tener un buen equipo ayuda –y es fundamental si quieres dedicarte a la fotografía como algo más que un hobby–, pero la clave para hacer buenas fotos de viajes (y para hacer buenas fotos en general) es aprender a mirar. Y esto implica ir más allá de «ver».

Las fotografías de viaje que nos quitan la respiración lo hacen por su manera de mostrarnos un cachito de mundo que siempre ha estado ahí, y que quizá hemos visto en otras imágenes… pero que con esa mirada particular nos abre la puerta a nuevos colores, a movimiento, a sensaciones, a juegos visuales que no nos dejan indiferentes.

En ese «aprender a mirar» entra en juego la creatividad y la personalidad de quien mira, pero hay claves que pueden ayudarnos a mejorar nuestras fotos de viajes.

Tips para hacer buenas fotos de viajes

Cómo hacer buenas fotografías de viajes1.- Planifica tus ubicaciones

¿Dónde vas a viajar? ¿Cuáles son los lugares más espectaculares? ¿Y qué hace de esos entornos algo diferente? Para hacer buenas fotos de viajes es importante que planifiques bien los lugares que quieres que se conviertan en protagonistas de tu reportaje.

Un ejemplo: si viajas a México, no será lo mismo fotografiar una playa con luz espectacular en Playa del Carmen que en Puerto Vallarta; mientras que en la Riviera Maya alucinarás con los amaneceres porque está al este, en la costa del Pacífico serán mejores los atardeceres por estar al oeste.

Es interesante buscar lugares que estén poco masificados o al menos no sean punto de atracción dentro de las clásicas rutas turísticas. Será más fácil fotografiarlos con tranquilidad y sin un mar de cabezas y palos selfie.

Cómo hacer buenas fotografías de viajes2.- Saca partido de tu cámara

No es necesario tener un equipo a la última para hacer las mejores fotos de viajes… pero sí es importante que conozcas bien tu cámara y tus objetivos para sacarles el máximo partido.

Antes de viajar, dedica unos días a hacer fotos de prueba, a experimentar. Y ten en cuenta que a veces es mejor un equipo fotográfico versátil que cargar con una mochila llena de material –además, ahora hay muchas aerolíneas que no dejan viajar con equipaje de mano… y a nadie le suele gustar tener que facturar una maleta con miles de euros en cuerpos y lentes–.

Si vas a llevar un solo objetivo, apuesta por una lente que sea versátil y luminosa. Un 18-55 mm te servirá tanto para hacer una foto de paisajes como para un buen retrato. Si por ejemplo vas de safari quizá necesites un teleobjetivo… aunque son ópticas más pesadas y mucho más caras. En este caso, no descartes el alquiler.

En cuanto al modo de disparo, si no tienes mucha práctica con el modo manual de tu cámara réflex, apuesta por algún modo semiautomático que te permita jugar con la profundidad de campo (A) o la velocidad (S). Con el primero puedes abrir el diafragma para conseguir retratos con mucho bokeh (el famoso efecto desenfoque) o cerrarlo si quieres hacer una foto de paisaje y que salga todo súper enfocado. Con el segundo puedes jugar a congelar el movimiento de una cascada (subiendo la velocidad) o, en cambio, perseguir una estela (por ejemplo, con las luces de los coches en una gran ciudad). Tú marcas estos parámetros y la cámara calcula el resto.

Tampoco destierres el uso de la cámara de tu smartphone: cada vez son mejores y más logradas y puedes conseguir verdaderas maravillas. Por ejemplo, puedes aprovecharla para la fotografía panorámica (que para lograrla con una réflex necesitarías cargar con un trípode… si quieres hacerlo bien).

Cómo hacer buenas fotografías de viajes3.- Rompe las reglas

Si te gusta la fotografía habrás leído ya sobre la regla de los tercios o incluso sobre la espiral de Fibonacci. Sin duda, todas las reglas de composición son una guía para darnos ideas sobre lo que suele funcionar (y lo que más familiar le resulta al ojo humano).

Pero en ocasiones las reglas están para romperlas, así que… ¡no te cortes y experimenta! Se trata de que las fotos de tu viaje sean una especie de cuaderno de bitácora que te traslade cada vez que las ves a esos lugares, a sus gentes y a las sensaciones que te provocaron, lo que nos lleva a…

Cómo hacer buenas fotografías de viajes4.- Busca sensaciones

No te conformes con la típica foto de postal o con poner a tu acompañante delante del monumento de rigor.

Sonrisas, abrazos, descanso, placer, sabores… ¡incluso olores! ¿Estás en un campo de lavanda en la Provenza? Mira cómo alguien coge una rama y la acerca a su rostro para empaparse de su aroma. ¿Has ido con tus hijos a la playa? Retrátales sin que te vean mientras juegan y chapotean en la orilla para guardar esa sensación de felicidad y de alegría.

Cómo hacer buenas fotografías de viajes5.- Apuesta por el retrato

Los viajes no son sólo las ciudades o los paisajes. Los viajes nos emocionan por sus gentes. Y por eso retratar a las personas que pasan por nuestros ojos hace que nuestras fotos de viajes sean diferentes y especiales. Atrévete a acercarte y a pedirles permiso para fotografiarles (sobre todo si piensas subir esas fotos a las redes sociales).

Cómo hacer buenas fotografías de viajesGadgets que pueden ayudarte

Viajar con poco equipaje no significa renunciar a hacer buenas fotos de viajes. La fotografía móvil es todo un universo al que se puede sacar mucho partido. Aquí van algunos gadgets que pueden ayudarte a hacer buenas fotos con tu móvil:

  • Un trípode, imprescindible para hacer fotos de grupo (si tú quieres salir), o para conseguir fotos panorámicas perfectas. También te ayudará a hacer fotos nocturnas sin que salgan movidas.
  • Un anillo de luz o una antorcha led, aliados más que útiles para dar más luminosidad a una escena oscura o para hacer retratos sin recurrir al antiestético flashazo.
  • Un juego de lentes: ojo de pez, angular, teleobjetivo… ¡tu creatividad no tendrá límites!
  • Un palo selfie… ¡el mejor amigo del viajero que quiere salir en las fotos y no se atreve a dejar el móvil en un trípode!
  • Un gimbal o estabilizador, que hará maravillas si, además de fotos, quieres realizar vídeos de tu viaje.
  • Un paño de microfibra. Sí, como lo lees. Si quieres conseguir fotos con la máxima nitidez, limpia el objetivo… y esto es algo que en el móvil cobra muchísima importancia, porque lo exponemos continuamente a la suciedad y a los roces (bolsillos, mochilas, dedos, etc.).

Cómo hacer buenas fotografías de viajesY a la vuelta, ¿qué?

Parece obvio, pero es muy importante que en cuanto regreses hagas copias de seguridad de tus fotografías. Incluso si las has hecho con el móvil. ¿A quién no le ha pasado que ha cambiado de smartphone y de pronto no encuentra las chorrocientasmil instantáneas de no sé qué viaje porque no las descargó en el ordenador?

Una vez guardados los brutos (importante: disparar en RAW te permitirá afinar mucho más la edición… aunque los archivos pesan más y habrás de tenerlo en cuenta a la hora de llevar suficientes tarjetas de memoria) llega el momento de la edición.

Editar las fotos de viajes depende mucho del estilo de cada cual, pero, en líneas generales, habrás de observar:

  • Fotos rectas. Procura tomar como referencia una línea recta de un techo, un suelo o una columna para enderezar la imagen correctamente.
  • Exposición adecuada. Intenta no ‘quemar’ las fotos con una exposición excesiva ni dejarlas demasiado oscuras. Si disparas en RAW tendrás mucha más información en el archivo para poder conseguir la exposición precisa.
  • Color natural. Aunque hay modas y estilos, en líneas generales trata de que las fotos transmitan la sensación de colorido que viste en el paisaje real. Es importante hacer un buen balance de blancos… y utilizar este parámetro a tu favor: por ejemplo, un atardecer o un amanecer transmitirá más con una tonalidad más cálida, mientras que un viaje a la nieve requerirá un balance más frío.

Cómo hacer buenas fotografías de viajesInspiración para tus fotos de viajes

Para terminar (o quizá sería por donde uno ha de empezar para mejorar en sus fotografías), vamos con unas referencias de profesionales en fotografía de viajes. Ver su trabajo es volar hacia nuevos mundos de color, encuadres, perspectiva… ¡magia!

  • Tino Soriano, un verdadero maestro de la fotografía de viajes que publica en National Geographic desde 1998. Color, creatividad, espontaneidad… fotoperiodismo de primera en versión viajera.
  • Murad Osmann, que te invita a recorrer el mundo de su mano… o más bien de la de su esposa. Su serie «Follow Me To» fotografía diferentes lugares del mundo con su esposa de espaldas dándole la mano. No extraña que la pareja sea de las más reconocidas como influencers viajeros.
  • Dave & Deb o, lo que es lo mismo, ThePlanetD. Reconocidos por Forbes como Top 10 Travel Influencer in the world, con un gusto muy especial para el colorido de las fotos.
  • Oliver Vegas, delicadeza y elegancia de Barcelona para el mundo.
  •  Adrienne Pitts, más conocida como HelloPoe, fusión perfecta entre viajes y lifestyle.
  • Lizzy Gadd, autorretratos oníricos y llenos de magia que parecen sacados de
    cuentos de hadas.

¡Ah! Y, por encima de todo, no te olvides de DISFRUTAR. Viajar con agobios por encontrar «la» foto sólo te llenará de ansiedad y puede que transforme tu experiencia viajera en un nido de frustración. Así que… ¡déjate llevar, vive y entonces dispara!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.