Desafíos para viajeros muy aventureros

Publicado el 15 de marzo de 2019

Hay viajeros que no se conforman con los viajes convencionales. Viajar a un destino para tumbarte en una hamaca bajo el sol en una isla paradisíaca, no es para todo el mundo.

Si eres de los que buscas descubrir el mundo de una manera extrema y llena de aventura, existen todo tipo de desafíos que si bien requieren de grandes exigencias, tampoco es necesario ser un atleta de profesión o un experto en deportes extremos. Estos son algunos de los desafíos más espectaculares para viajeros muy aventureros.

Ruta Machame – Kilimanjaro, Tanzania

Coronar la montaña más alta de África es un desafío muy popular entre los aventureros. El majestuoso Kilimanjaro, con 5.892 metros de altura, está situado entre la frontera de Tanzania y Kenia y su ascenso es muy apreciado, no sólo por lo simbólico de tal hazaña, sino también por la fauna y flora y sus increíbles panorámicas.

Dentro de las diversas rutas existentes, la ruta Machame es una de las más utilizadas por sus hermosos paisajes y por la cantidad de retos que conlleva. Para completarla, se requiere de al menos 7 días, una buena condición física y aprender a tolerar el mal de altura.

Machame carece de refugios, así que la pernoctación se debe hacer en tienda de campaña en los lugares señalizados. Debes procurar llevar bastones, botas, cubrebotas para fango y ropa de montaña adecuada para soportar las temperaturas que descienden hasta lo 0º por la noche.

La Puerta Machame, situada junto a la aldea homónima, es una de las puertas de entrada al Kilimanjaro. Durante la travesía, atravesarás una gran variedad de ecosistemas. Desde el bosque tropical, donde abundan las lluvias y las nieblas, pasando por el páramo alpino de llanuras rocosas, hasta los paisajes volcánicos del Lava Tower (a 4.630 msnm) y el Shark’s Tooth (Diente de Tiburón), legado de la actividad volcánica del Kilimanjaro.

El último ascenso hasta el cráter Kibo es el trayecto más duro. Esta última parte de la travesía comprende 5 Km de subida, 10 Km de bajada (con un desnivel en ascenso de 1.200 metros y una bajada de 2.800 metros). En total, 13 horas para poder alcanzar Stella Point, a 5.735 m de altura, en el borde del cráter.

Desierto de Atacama, Chile

Atacama no es un desierto cualquiera. No sólo está considerado el más árido del planeta, sus paisajes distan mucho de la imagen tradicional de extensiones eternas de dunas de arena. El paisaje extraterrestre de este desierto al norte de Chile está compuesto por salares, géiseres, volcanes y un cielo estrellado que es una poesía de la naturaleza.

El pequeño pueblo de casas de adobe, San Pedro de Atacama, es el punto de acceso para todas las rutas para explorar el desierto. Uno de los mayores retos en Atacama es adaptarse a la altura. Desde los 2.400 metros de altura en San Pedro, se puede llegar hasta los más de 4.000 metros que alcanza el altiplano chileno.

En Atacama existen distintas travesías de fácil a difícil en las que los paisajes están garantizados. La excursión al famoso Valle de la Luna, tiene una longitud de 5 Km y una duración de medio día. En esta ruta se aprecia “Las Tres Marías”, esculturas naturales causadas por la erosión de la sal y compuestas de granito, cuarzo y arcilla. Culmina en las Cavernas de Sal.

Para una mayor aventura, la excursión a Laguna Miscanti a Socaire es uno de los mayores retos en Atacama. Este trekking conlleva 11 horas de caminata a través de 25 Km por el altiplano chileno. La laguna, situada a 4.100 metros de altura posee una fauna única y el pueblo de Socaire ofrece unas vistas de escándalo sobre el Salar de Atacama.

Archipiélago de Svalbard, Noruega

El desierto azul del archipiélago de Svalbard es uno de esos lugares tan hermosos como agrestes que no te dejará indiferente. Lugar recóndito como pocos, está situado en el Océano Glacial Ártico lo que garantiza un mundo de contrastes, especialmente entre el invierno y el verano, entre valles glaciares, fiordos e icebergs.

El trekking de los glaciares es uno de los desafíos más grandes en este rincón de la geografía noruega. Contempla el viaje hasta Diabasodden, puerta de entrada al Ártico y del Tempelfjorden, para una duración completa de 7 días. Entre los restos superar: la ascensión al Monte Wyman de 914 metros de altitud y remontar el mítico Tempelfjord para admirar el magnífico glaciar de Tuna bajo la magia del sol de medianoche (si viajas en verano).

Cordillera de Tian Shan, Kirguistán

Con picos que superan los 7.000 metros, la cordillera de Tian Shan es uno de los mayores desafíos dentro de los viajes de aventura. Una aventura que requiere de cierto grado de experiencia y forma física, especialmente para soportar las cambiantes condiciones de su clima extremo.

La excursión, que tiene una duración recomendada de 7-8 días, comienza en Bishkek, capital de Kirguistán, específicamente en el Parque Nacional Ala Archa, uno de los paisajes más extraordinarios de este país asiático sin salida al mar. Es un destino muy popular entre excursionistas, senderistas y alpinistas, el cual se ha ganado el apodo de “la Suiza de Asia”.

El primer tramo de la travesía comprende una ascensión de unos 1.500 metros hasta el refugio Racek, a 3.300 metro de altitud. Aparte de caminar sobre nieve, el trekking requiere aprender técnicas de escalada en hielo, el uso de la cuerda y nudos, así como rapel en hielo. Dentro del trayecto, se continúa hacia el Pico Ychitel (4527m) y el Pico Boks (4293m), para entrar de lleno en su glaciar.

Ruta de los Conquistadores, Costa Rica

Si te gusta en ciclismo (y los desafíos), probablemente no haya ruta más complicada en el mundo que la Ruta de los Conquistadores en Costa Rica. Esta expedición, convertida en evento anual en 1993, está considerada como la carrera ciclista más dura del mundo.

Si bien el recorrido puede variar de año en año, suele contar con tres etapas que abarcan tres días y 260 Km de distancia. La ruta que comienza a nivel del mar en la costa pacífica, atraviesa 5 cordilleras hasta llegar a la costa atlántica. Una manera de experimentar la fauna y flora de uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo.

Atraviesa el bosque tropical húmedo, plantaciones bananeras y volcanes, así como superficies arenosas, lodo y cuencas de ríos. Como puedes ver, esta competición no es para principiantes, ya que se requiere un nivel mental y físico, que como todo desafío de aventura es una prueba de resistencia con uno mismo. ¿Conseguirás estar a la altura del reto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *