Descubriendo rincones poco conocidos de Madrid

Publicado el 29 de octubre de 2020

Madrid pone a nuestro alcance una gran cantidad de lugares que visitar: la Gran Vía, el parque de El Retiro, el museo de El Prado, el Palacio Real… Todos ellos aparecen en todas las guías de la ciudad y, aunque consideramos imprescindible acercarnos a conocerlos, hoy os queremos mostrar algunos rincones más desconocidos que tampoco nos dejarán indiferentes.

Descubriendo rincones poco conocidos de Madrid1.- Estación fantasma de Chamberí

Entrar esta estación fantasma de la red de metro de Madrid, es adentrarse en la ciudad de principios del siglo XX. La estación de Chamberí, que estuvo operativa de 1919 a 1966, fue convertida en 2008 en un museo que refleja la historia del Madrid de hace décadas. Uno de sus principales atractivos son los carteles publicitarios que se mantienen desde la década de los 20.

Descubriendo rincones poco conocidos de Madrid2.- Frontón Beti Jai

También en el distrito de Chamberí, se alza este histórico frontón de pelota vasca del Siglo XIX, uno de los primeros en construirse en la capital. Con un estilo ecléctico con toques del neomudejar, es el único que ha quedado en pie en Madrid después de todos estos años. En 2011 fue declarado Bien de Interés cultural y en 2019 rehabilitado y preparado para poder ser visitado.

Descubriendo rincones poco conocidos de Madrid

3.- Parque de El Capricho

Este parque, datado del XVIII, es uno de los más bellos de Madrid y hasta hace no demasiado tiempo también de los más desconocidos, si bien en los últimos años ha aumentado el número de visitantes que se desplazan hasta la Alameda de Osuna para deleitarse con su riqueza botánica y artística. Cabe destacar sus fuentes y estatuas, pero sobre todo el famoso búnker que se conserva de la Guerra civil y que puede visitarse con cita previa. Importante tener en cuenta que este parque solo abre sábados, domingos y festivos con aforo limitado.

Descubriendo rincones poco conocidos de Madrid

4. Jardines del príncipe de Anglona

Otro de los parques menos conocidos de Madrid es este pequeño remanso de paz, de unos 800 metros cuadrados y trazado neoclásico, a los pies de la plaza de la Paja, que se abre como mirador de la calle Segovia. Las altas tapias que lo rodean lo protegen del público, por lo que es un lugar poco transitado. En el centro del recinto hay una pequeña fuente de piedra desde donde salen varios caminos empedrados. También hay un cenador y una pérgola que en primavera se encuentra cubierta de rosas.

Descubriendo rincones poco conocidos de Madrid5.- La Neomudejar

Si queremos visitar un lugar alejado del círculo artístico convencional, la Neomudejar es nuestro sitio. Esta antigua nave ferroviaria de la estación de Atocha es un centro de artes de vanguardia que impulsa disciplinas como el arte urbano, el videoarte o las performance entre otros. Además acoge el centro de Interpretación ferroviaria que tiene como reto rescatar la memoria de la primera compañía ferroviaria que operó en Madrid.

Descubriendo rincones poco conocidos de Madrid6.- Panteón de los hombres ilustres

En el barrio de Pacífico se encuentra, casi escondido, este edificio de estilo neobizantino que acoge los restos mortales de algunos personajes muy relevantes en la historia de España. Pero más allá de toda la carga histórica, recomendamos esta visita por la singularidad de su mausoleo, los monumentos de mármol firmados por reconocidos escultores y la belleza del propio edifico. La visita es gratuita.

Descubriendo rincones poco conocidos de Madrid7.- El bar Hemingway

Si quieres darle un poco de emoción a tu visita, no puede faltar este bar clandestino de la noche de Madrid. Inspirado en los bares de la Ley Seca de los años 20, su estilo art deco no te dejará indiferente: terciopelo rojo, animal print y muchos detalles dorados. No dejes de probar sus espectaculares cócteles. Aunque su entrada siempre ha sido secreta, te desvelamos su ubicación: lo encontrarás en el NH Collection Suecia.

Descubriendo rincones poco conocidos de Madrid8.- Las estatuas de personas

Madrid está plagada de pequeñas estatuas de personas que, si no prestamos atención, nos pasarán completamente desapercibidas. Cada una tiene su historia, pero nosotros te proponemos el reto de descubrir al menos las siguientes: el barrendero de la Plaza Benavente, el vecino curioso de la calle mayor, el lector de la plaza de la paja, el farolero de la plaza del Carmen, la Violetera de las Vistillas o Julia la universitaria de la calle Pez.

 

¿Has visitado estos lugares? ¿Conoces algún otro lugar secreto que crees que no nos deberíamos perder? ¡Déjanos tus comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *