Breve historia de la historia de Sudáfrica

Publicado el 11 de enero de 2019

Viajar es también conocer la historia del lugar que visitas. Y, estas no siempre son buenas. ─el padre presentaba un semblante más serio que el habitual─ ¿Sabéis lo que es el racismo?

Lucas y Bea lo habían estudiado justo unas semanas antes en el colegio y asintieron. Fue ella quien se atrevió a contestar.

-Es que hay personas que odian a otras por su raza o por su color de piel, ¿verdad?

-Así es.

El padre se aclaró la garganta y comenzó su relato. Los pequeños estaban expectantes: la cosa no solía ponerse tan seria.

-Durante muchos años, Sudáfrica fue racista. Por ley, quiero decir: en su constitución se decía que blancos y negros no eran iguales y que estos últimos no tenían derecho a, por ejemplo, votar en las elecciones o poseer negocios. Y la única razón era su color de piel.

“Este sistema ─que se llamó Apartheid, os podéis imaginar por qué─ hacía que hubiera playas para blancos y para negros y que cada “raza” solo pudiera vivir en ciertos barrios de las ciudades. Por supuesto, los blancos ─los cuales dominaban, a pesar de ser solo el 10% de la población─ se quedaron con las mejores zonas, mientras que los negros fueron expulsados de sus casas y trasladados a barrios que, muchas veces, no tenían ni agua ni electricidad.”

-¡Eso es imposible! ─interrumpió Lucas.

-Ojalá lo fuera, hijo… pero fue muy posible. Duró muchísimos años y no fue hasta 1991 cuando el sistema cayó gracias a la lucha de personas como Nelson Mandela, su primer presidente negro.

“Pero como iba diciendo, las cosas eran muy injustas. Y mientras viajé por Sudáfrica pude ver que esas diferencias todavía existían. La pobreza es más visible en la población negra, y muchos de ellos siguen viviendo en barrios marginales donde no siempre llegan el agua y la electricidad.”

“En las grandes ciudades hay diversos museos que recuerdan aquella época y buscan honrar a las víctimas, buscando que no vuelva a pasar. Ver los testimonios de personas que vivieron el Apartheid, fotos de aquellos años o carteles de “Only White People” en un banco o la entrada de un edificio era demoledor”

“Por eso, al viajar, es importante conocer la historia y el pasado del país. Porque Sudáfrica (y África, en general) es mucho más que solo safaris.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *