Publicado el 14 de abril de 2020

Japón, el país donde la tradición y la tecnología van de la mano. Seguramente cuando alguien menciona este país te vengan a la cabeza grandes rascacielos y templos de la época feudal. Pero queremos mostrarte otro Japón diferente al que estás acostumbrado a ver por televisión o en guías de viajes. 

Hoy os hablamos de Okinawa, una de las prefecturas de Japón compuesta por nada más y nada menos que 150 islas aproximadamente. Este paraíso japonés no siempre ha pertenecido a Japón. Antiguamente era un reino independiente llamado Ryukyu y esto hace que Okinawa sea muy diferente al Japón al que estamos acostumbrados. 

Durante nuestro viaje a Japón, de todas las islas que forman Okinawa, tan solo nos dio tiempo a visitar cinco y es de las que os vamos a hablar hoy. 

Naha, Okinawa.NAHA

Naha es la isla principal de Okinawa, donde se encuentra la capital de la prefectura, que lleva su mismo nombre. No destaca por sus playas paradisíacas, pero sí por su gastronomía y cultura isleña. 

Si eres amante de la gastronomía japonesa no puedes dejar de visitar sus mercados y probar platos típicos de la zona como son el taco rice o el helado de beni imo (patata dulce de Okinawa).

Otra cosa de la que disfrutamos mucho fue de su gente. Los japoneses de esta zona son completamente diferentes a los habitantes de otras partes de Japón. De hecho, ellos mismos dicen que Okinawa es otro país. Son personas muy abiertas y es muy fácil entablar conversación con ellos. 

Ishigaki, considerada como “la nueva Hawái”ISHIGAKI

Esta isla es famosa por sus playas paradisíacas y paisajes de ensueño. Nuestra recomendación es alquilar un coche y recorrer la isla sin prisas, pararte en cada uno de los miradores y contemplar las maravillosas vistas que ofrece Ishigaki.

Una de las actividades que no puedes dejar de hacer es contratar un tour de snorkel para ir a ver las mantas gigantes. Si tienes suerte y hace buen día, puede ser una experiencia alucinante.   

Aquí también puedes disfrutar de un sushi espectacular, a bastante mejor precio que en otras ciudades del país. 

TAKETOMI

Cuando visites Taketomi tendrás la sensación de estar volviendo atrás en el tiempo. Aún se conserva la arquitectura tradicional de Rykyu en toda la isla y es fácil ver carros tirados por búfalos de agua. Es muy fácil llegar hasta aquí desde Ishigaki, ya que en ferry tan solo son 15 minutos. 

Recomendamos alquilar una bicicleta y recorrer la isla a tu ritmo. No puedes perderte la playa Kaiji, en la que la arena tiene forma de pequeñas estrellas. Ya que el clima en Okinawa suele ser cálido durante todo el año, no puedes irte de Taketomi sin probar un kakigori, helado de hielo típico japonés. 

La isla de Zamami.ZAMAMI

La isla de Zamami es la que más disfrutamos. Aquí pudimos disfrutar del mejor snorkel de Okinawa. Es una isla pequeña y muy fácil de recorrer en moto en un par de días. Recomendamos ir hasta las islas vecinas deshabitadas Agenashiku y Gahi para poder ver corales espectaculares y fauna marina alucinante.

Si tienes tiempo suficiente haz una visita a las islas de Aka y Geruma. Se puede llegar a ellas en ferry en tan solo 20 minutos.  

AKA Y GERUMA

Una excursión de un día desde Zamami es más que suficiente para poder ver ambas islas. Están unidas por un puente y la mejor manera de recorrerlas es en bicicleta, o moto si no estás en buena forma física, ya que hay muchas subidas. 

Si tienes suerte podrás ver alguno de los ciervos autóctonos de la isla de Geruma, famosos por nadar en las playas de la isla. Por cierto, una de las mejores playas de la zona para hacer snorkel es la de Nishibama. 

En resumen, si visitas Japón no puedes dejar fuera de tu recorrido esta zona tan desconocida para el turismo. Visita Okinawa y sumérgete en la cultura isleña nipona.  

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.