Publicado el 13 de agosto de 2021

Una de las primeras ciudades que pisamos fuera de Europa fue Sydney (New South Wales, Australia). Parecía un sueño inalcanzable pero como siempre decimos, todo los sueños, si realmente lo deseas, se cumplen y el nuestro se cumplió. 

Tanto lo deseamos que el destino nos ha llevado allí en dos ocasiones y estamos convencidos de que no habrá dos sin tres. 

Sydney es la ciudad más poblada de Australia y de Oceanía y se fundó en 1788 cuando el almirante Arthur Phillip desembarcó en la ciudad con un barco lleno de marineros y presos. Lo que queda de aquella época es el barrio de The Rocks, el barrio más antiguo de la ciudad. Aquí se encuentran los edificios históricos de la ciudad,  de gran influencia europea donde se localizan los mejores museos y galerías de arte de la ciudad. 

SydneyJusto al lado se encuentra el Sydney Harbour Bridge, otro de los iconos de la ciudad. Este puente fue construido en 1932 y fue el puente de un solo arco más largo del mundo. El puente es impresionante, no es el más grande del mundo, pero tiene una estructura que enamora a todos los que tenemos la oportunidad de verlo de cerca.

SydneyPero de lo que sin duda quedarás totalmente prendado será de la Sydney Opera House (Ópera de Sydney). Se trata de uno de los iconos por excelencia de Australia y no es para menos… Este edificio expresionista tuvo (y tiene desde mi punto de vista) un diseño totalmente innovador formado por miles de azulejos blancos simulando una serie de grandes conchas. Si alguna vez has soñado con viajar a Australia ya te avanzamos que cuando te encuentres delante de este gran edificio, te emocionarás. 

Pero nosotros no solamente queríamos explicarte lo que muchos blogs te han contado sobre la ciudad, queríamos mostrarte otra visión de Sydney que no debes perderte. 

Sydney¿Sabías que desde mayo a noviembre más de 30.000 ballenas jorobadas pasan por delante de la costa de Sydney?

Son tantas las ballenas que cruzan por aquí que le han denominado la Humpback Highway (Autopista de las Ballenas Jorobadas). Y no solamente puedes llegar a ver esta especie, sino que puede ser que tengas la suerte de ver orcas, ballenas azules e incluso cachalotes. 

Durante los 5000km de la ruta de migración que siguen estos cetáceos, suelen parar en esta zona para alimentarse y descansar. Es por ello que es uno de los mejores lugares para poder animarse a realizar un avistamiento, ya que es casi seguro que puedas verlos en acción. Suelen salir a la superficie cada 20 minutos, dependiendo del tamaño del cetáceo y como suele haber bastantes ballenas por la zona, es probable que durante la excursión puedas ver más de dos-tres cetáceos saliendo a respirar.

SydneyTodas las excursiones suelen salir desde Darling Harbour, centro de la ciudad de Sydney y suelen ser en grupos reducidos de unas 10-12 personas como mucho. Para poder realizar estos avistamientos lo más cerca posible del animal y sin molestarle es necesario ir en embarcaciones rápidas que tengan un buen motor y sean ágiles, toda una experiencia, que para nosotros, sin duda, lo fue. 

SydneyCuando salimos a mar abierto el oleaje era muy intenso, tanto que muchos de los pasajeros se marearon por completo. En nuestro caso, como somos muy previsores no ocurrió, ya que antes de partir nos tomamos la medicación para el mareo. Quitando esto, pudimos ver varios cetáceos saliendo a respirar, una de las ballenas incluso iba acompañada de su cría. Para terminar, también pudimos ver una familia de leones marinos descansado sobre los acantilados de Dover Heights, impresionante.

Por lo que si finalmente llegas a Sydney, te recomendamos que no solamente te quedes con un simple paseo por la ciudad o ir de tiendas, lánzate a descubrir todo lo que esta gran ciudad puede ofrecer en todos sus aspectos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.