Desafío Titan Desert, un viaje al corazón de Marruecos

Publicado el 9 de abril de 2018

En el desierto de Marruecos no hay lugar para la superstición. La 13ª edición de la Titan Desert se presenta como «la más grande de la historia». 619 kilómetros y 7.500 metros de desnivel positivo supondrán un verdadero desafío a ciclistas de más de 100 países.

Porque la Titan Desert es mucho más que una carrera de mountain bike, se trata de un viaje. Un viaje personal, porque ningún participante es el mismo tras cruzar la meta. La Titan es una prueba de superación, en la que cada ciclista pone a prueba sus límites antes de volver a casa con un recuerdo para toda la vida, con la sensación de haber logrado algo realmente grande.

Aunque si hablamos de grandeza, es obligatorio hablar de los paisajes por los que transcurre la Titan Desert. La belleza del desierto es sobrecogedora y la espectacularidad de las dunas hacen de la carrera una aventura de película.

Pero además del desierto, los ciclistas disfrutan de otros lugares mágicos que constituyen el corazón de Marruecos. Parajes como el Valle del Dades, punto de partida de la ruta de las Kasbahs o la cordillera del Atlas. Y ciudades como Errachidia, construida a principios del siglo XX y que sirvió de base a la Legión Francesa hasta 1956 o Erfoud, con su zoco y sus más de 700.000 palmeras datileras.

Para que el paso de la carrera no deje huella, la organización ha puesto en marcha la campaña Titan Life, que tiene como objetivo concienciar a cada miembro de la caravana de que el paso del pelotón debe ser respetuoso y sostenible. La organización se encarga de recoger y reciclar todos los desperdicios que se generen. Mientras que las barritas y geles que llevan los ciclistas van marcadas con el número de dorsal, por lo que si alguno ensucia el recorrido es rápidamente identificado y sancionado.

Para que todo funcione a la perfección se necesitan más de 170 personas, 4 aviones, 9 camiones, 35 vehículos todoterreno y un helicóptero. Un despliegue espectacular para que los participantes solo tengan que preocuparse de pedalear, ¡que no es poco!

Todos estos atractivos han llamado la atención de numerosos ex-ciclistas profesionales, que tras su retirada han cambiado la bicicleta de carretera por la mountain bike y se han lanzado a la conquista del desierto marroquí. Como Roberto Heras, vencedor en 4 ediciones, o el ganador del Tour de Francia Cadel Evans, que será uno de los grandes protagonistas de esta edición 2018.

Una edición que se disputará entre el 29 de abril y el 4 de mayo y en la que B the travel brand va a estar muy presente como co-patrocinador del equipo ambassador de la localidad murciana de Águilas.

José García, Isaac Buendía, Ismael Navarro y Daniel Miras viajarán a Marruecos para vivir una experiencia única que nos contarán día a día en primera persona. Tras meses de entrenamiento y preparación, ya están preparados para vivir la aventura de sus vidas. Solo nos queda desearles que disfruten y enviarles mucha suerte y mucha fuerza, ¡la van a necesitar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *