Publicado el 24 de agosto de 2020

Calas, arenas blancas, chiringuitos, aguas cristalinas, paddle surf, barquito, mojito… si todo esto te suena bien, elige la playa que más te guste de todas las que te proponemos y disfruta de las Islas Baleares.

Vaya vaya, en Mallorca hay mucha playa

1.- Cala Mondragó, Santanyi (Mallorca)

Esta playa del sur de la isla está dentro del Parque Natural de Mondragó. Destaca por su vegetación (pinos en gran parte), arena fina, aguas turquesa y pendiente escasa, lo que la hace perfecta para el baño y la relajación. Una de las favoritas de los mallorquines, junto con la playa que se encuentra justo al lado, S’Amarador, una cala casi virgen a la que se llega por un camino de unos 300 metros desde Mondragó.

Vaya vaya, en Mallorca hay mucha playa

2.- Es Trenc, Campos (Mallorca)

Es Trenc es uno de los rincones más vírgenes y mejor conservados de la isla. Tiene una extensión de 3 kilómetros, no tiene edificios cerca, el agua es transparente y la arena finísima. Además fue declarada Parque Natural marino-Terrestre. Si quieres, puedes dejarte el bañador en el maletero de la moto: el nudismo es habitual en algunas zonas de esta playa.

Vaya vaya, en Mallorca hay mucha playa

3.- Cala Molins, Pollença (Mallorca)

A siete kilómetros de Pollença, se encuentra esta playa que forma parte del conjunto de cuatro playas conocido bajo el nombre de Cala Sant Vicenç. Su espectacular entrante de mar, en forma de u, finaliza en una playa entre acantilados. En su parte trasera se alza es Fumat (334 metros de altitud), una impresionante montaña cortada que hará que tus vistas desde la arena sean extraordinarias. Tiene un aparcamiento gratuito justo detrás de la playa a tan solo 50 metros, posibilidad de alquiler de material para practicar deportes acuáticos y una oferta gastronómica alrededor excepcional para que a la playa solo tengas que llevarte la toalla.

Vaya vaya, en Mallorca hay mucha playa

4.- Cala Formentor, Formentor (Mallorca)

La playa de Formentor es una bonita playa de arena banca con bandera azul, situada en el extremo noreste de Mallorca, a unos 10 kilómetros del Port de Pollença. Está ubicada en uno de los parajes más vírgenes y espectaculares de la isla, con vistas a las montañas de la Tramuntana y densos bosques de pinos donde podrás descansar a la sombra los días más calurosos. Es una playa estrecha y larga, de cerca de 1kilómetro de longitud, bañada por aguas de color turquesa. Es muy frecuentada por aquellos que visitan la zona norte de la isla para contemplar las vistas panorámicas desde el Cap de Formentor, el punto más septentrional de la isla, donde se levanta un faro. En días claros, desde aquí se puede ver la isla vecina de Menorca.

Vaya vaya, en Mallorca hay mucha playa

5.- Macarella y Macarelleta (Menorca)

No descubrimos la pólvora al nombrarlas. Lo sabemos. Pero hablar de las calas o playas de las Islas Baleares sin pasar por ellas es pecado mortal. A una hora de Mahón, están dentro del Área Natural de Especial Interés de la costa sur de la isla, así que podemos imaginarnos su valor medioambiental. De las más famosas por su belleza natural, están rodeadas de pinos y no son especialmente grandes, por lo que el principal consejo es no llegar a mediodía. A diez minutos andando una de la otra, no puedes perderte ninguna de las dos (mucho menos todavía si vas en moto)

Vaya vaya, en Mallorca hay mucha playa

6.- Cala En Turqueta (Menorca)

A pocos kilómetros de la anterior, se encuentra su rival. Su nombre nos adelanta el color del agua: azul turquesa. Aislada de la civilización y virgen, está rodeada de pinos forndosos que le dan ese aire salvaje que tanto gusta de Menorca. Por supuesto, su arena es blanca, su agua clara y cristalina y la tranquilidad reina a sus anchas. Tiene parking gratuito pero no demasiado grade, por eso es conveniente llegar a primera hora, sobre todo ahora en verano.

Vaya vaya, en Mallorca hay mucha playa

 7.- Aigües Blanques (Ibiza)

Su nombre hace referencia al color del agua, aunque, más que blanca, es transparente. Nudista y sin apenas pendiente -lo que hace que a 50 metros de la orilla tan solo haya dos metros de profundidad- es más bien pequeña. pero al no estar masificada es perfecta para bucear y relajarse alejado de la Ibiza de las fiestas, las go-gó y los miles de turistas bañados con champán.

Vaya vaya, en Mallorca hay mucha playa

8.- Cala Compte (Ibiza)

Es una de las más frecuentadas y por algo será… Con más servicios que la mayoría a pesar de su aspecto un tanto salvaje, está cerca de San Antonio y presume de ser una de las favoritas de la isla. Tiene dos extensiones de arena, una protegida por las rocas y otra por las dunas, además de una pequeña cala, un poco alejada de estas, donde estar más tranquilo y, si se quiere, practicar el nudismo. Las vistas desde la orilla son espectaculares y es habitual ver veleros en la bahía.

Vaya vaya, en Mallorca hay mucha playa

9.- Caló des Mort (Formentera)

Recorrer Formentera en moto es una experiencia que hace que el verano sea más auténtico. Pequeña y accesible, la isla es un paraíso. Aunque pueda parecer mentira, si por algo nos gusta esta pequeña cala es porque rar vez se llena de gente, más allá de en la temporada alta de verano, calro. Si quieres tener una de las vistas más sensacionales de la isla y quieres despojarte del bañador, este es tu sitio. Además compartirás espacio con los escars, embarcaderos típicos para barcas pequeñas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *