#XperienceBarcelona viaja con: Rubén Sánchez, videógrafo

Publicado el 22 de enero de 2018

Este año queremos inspirarnos con algunos de los colaboradores que participan en nuestras actividades. Así que hemos creado esta sección en nuestro blog para conocerles mejor y que nos cuenten todo aquello que les apasiona alrededor del viaje. Así pues, empezamos «#XperienceBarcelona viaja con…»

Rubén Sánchez, videógrafo y fotógrafo

Más conocido en las redes sociales cono @lostintv, Rubén Sánchez ha dedicado su vida profesional a la tecnología y la producción audiovisual a través de su productora Factoría Crossmedia.

Desde ella creó y dirigió durante 6 temporadas un programa de televisión en Eitb llamado Nickdutnik (Tengo un nick en Euskera) dedicado a la promoción de startups, tecnología y videojuegos. Dirigido algunos sports publicitarios para televisión y  dos documentales: Laurosonic filmado en Atlanta – EEUU y World War Web para ETB y realizado varios eventos en directo, entre ellos el encuentro de video-creadores Videoweb y Tranxmedia.

Tiene la capacidad de ir un paso por delante en cuanto a la relación con las tecnologías y su implementación en el medioaudiovisual. Eso hizo que antes del concepto Youtuber, obtuviera en el 2008 el Premio Bitácoras al mejor videoblog con Lost in Bilbao. Y en 2009, en colaboración con Eitb, Nickdutnik fue el primer programa de televisión de Europa (segundo del mundo) en emitir en directo los mensajes de Twitter en la televisión, inaugurando el final de la época de los SMS. En aquella época no existían ni los trending topic.

Desde el 2014 es experto oficial de Vimeo, donde logró un Staff Pick . Y se  dedica a la producción, dirección y edición de cine, documental y publicidad y colabora de forma exclusiva con Getty Images.

Desde hace unos años vive en Prioro, un pueblo de las montañas de León a la entrada de los Picos de Europa, de 300 habitantes.

De todos los sitios donde has viajado: ¿Cuáles son los mejores lugares que has fotografiado?

Realmente no solo el lugar es importante, también el momento en el que llegas e incluso el estado de ánimo en el que te encuentras cuando estás realizando la fotografía o el vídeo. De cada viaje me llevo momentos alucinantes y otros no tanto. A veces el lugar más esperado te sorprende mucho menos que ese al que llegas de forma fortuita por casualidad.

Tengo muy buenos recuerdos de Mongolia durante el viaje en el Transmogoliano. Su naturaleza virgen e indómita. Y sus habitantes nómadas auténticos que no dejan indiferente.

También disfruté mucho fotografiando Isla de Pascua, muy fácil de recorrer y llena de secretos. La luz al amanecer sobre los Moais del Ahu Tongariki es un punto imprescindible.

Y acabo con Islandia, aunque da la sensación de ser una isla muy trillada a nivel fotográfico, es tan alucinante y tiene tantos contrastes y paisajes diferentes que siempre te sorprende.

Dejaste la ciudad y tu anterior proyecto para irte a un pueblo de los Picos de Europa, Prioro, para dedicarte a la fotografía y el vídeo ¿de viajes/de paisajes?. ¿Cómo ha marcado en tus trabajos ese cambio y ese estilo de vida?

Me ha cambiado la vida completamente, la vida en un pueblo de montaña te permite disfrutar de muchas cosas que difícilmente se pueden vivir en la ciudad. Especialmente el permanente contacto con la naturaleza, la vida sencilla y tranquila y la forma en que el tiempo pasa. Todo es más pausado y se disfruta de forma más tranquila.

Los paisajes del parque regional Montaña de Riaño y Mampodre, donde está situado Prioro son alucinantes. Es un placer fotografiar un lugar que tienes al lado de casa y que conoces muy bien. Mirar por la ventana, ver que el atardecer será espectacular y en 15 minutos estar en plena naturaleza, no tiene precio. Esto me ha permitido probar nuevas técnicas de fotografía de paisaje, naturaleza y fauna de forma mucho más intensa y tranquila. La fotografía tiene mucho de práctica, práctica y práctica, y yo allí puedo practicar cada día.

Cuándo viajas, ¿qué equipo fotográfico llevas?

Mi equipo ideal sería solo una cámara y una lente. Lo más ligero y discreto posible. Y si cabe en un bolsillo mejor. Pero al final todo depende del viaje y el tipo de fotografía y vídeo que quieras realizar. Muchas veces me cargo con mochilas de 20 kg de material. Intento que sea sin espejo por cuestión de tamaño y peso. Suelo llevar dos cuerpos de Panasonic y lentes que cubran todos los campos focales necesarios. Desde un gran angular muy luminoso para fotografía nocturna, a un teleobjetivo para fauna y retrato. También me acompaña un pequeño drone.

Como buen amante de la tecnología, adoptas nuevos accesorios. Desde hace un tiempo, haces mucha foto con drone. ¿Qué papel juegan las nuevas tecnología en tu trabajo? ¿Qué te aportan?

Llevo trabajando con drones desde hace 5 años, comencé muy pronto con ellos ya que vi mucho potencial creativo. Para mi es una herramienta imprescindible cuando viajo a países donde permiten utilizarlos. Poder situar una cámara en lugares imposibles es fascinante. La perspectiva aérea de muchos paisajes, especialmente en planos cenitales nos dan un punto de vista que hace unos años eran muy inusuales.

Mi objetivo es siempre realizar imágenes, tanto fotográficas como videográficas que nos inspiren, nos cuenten una historia y nos emocionen. No es fácil, pero no dejo de intentarlo. Me gusta que quien vea una fotografía de un lugar del mundo, desee inmediatamente visitarlo o al menos le haga disfrutar de la belleza del lugar.

A qué destino volverías sin dudar, a cuál te gustaría ir que aún no has ido y cuál es tu próximo destino.

Realmente volvería a todos los destinos en los que he estado, para tener la ocasión de explorarlos otra vez. Volvería a realizar el Transiberiano, pero en invierno. Volvería a China, a Sudamérica donde me quedan varios países por recorrer y especialmente África. Respecto a sitios donde me gustaría ir y no he estado, es muy dificil, ya que me gustaría conocer el mundo entero. Me gustaría conocer todos los países que terminan en “istán”, también Irán, Etiopía, Namibia, Perú, Colombia, muchas islas del pacífico, Nueva Zelanda, Nepal, Japón, Corea del Norte… Y ya paro, porque creo que al final acabaría escribiendo todos los lugares del mundo.

Cuál es la foto de la que te sientes más orgulloso y porqué.

Cuando termino de realizar una fotografía o vídeo siempre siento que lo podía haber hecho mejor, por eso me cuesta sentirme orgulloso de mi trabajo, aunque me encanta. Digamos que esa sensación de poder hacerlo mejor me lleva a seguir haciendo fotografías y viajando. Es mi motivación.

Pero hay una fotografía que me gusta especialmente, la realicé hace unos años cuando comencé a dedicarme profesionalmente a la fotografía y videografía. Es de mi pueblo, Prioro, en uno de los inviernos más duros que se recuerdan debido al frío y la nieve. Bajando una tarde de paseo del puerto del Pando, a varios grados bajo cero, me quedé esperando a que encendieran las luces del pueblo…. y ocurrió la magia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *